Entre nuestra dirección y la mayoría de empleados de la organización existen unas figuras de vital importancia para que las cosas marchen bien. Se trata de los middle managers, profesionales encargados de importantes funciones. En esta entrada hablaremos sobre su trabajo, para que conozcamos mejor qué son, qué labores desempeñan y su importancia en la empresa.

La importancia de los puestos medios

Decimos que estos managers ocupan puestos medios porque son los responsables que están bajo el mando de los altos directivos y a cargo del resto de trabajadores. Podemos decir que son los directivos de campo, ya que se encargan realmente de dar impulso al plan de la organización y de poner en práctica todas las estrategias.

Además, a menudo sobre ellos recae la responsabilidad de dirigir, coordinar y supervisar a los demás empleados. El middle manager es un importante intermediario que hace de comunicador entre los ejecutivos y los trabajadores, siendo una de sus principales tareas es la de llegar a un equilibrio entre las necesidades de esas dos partes.

También es una labor del gerente medio velar por las competencias de los equipos de trabajo. Cumple así una labor de formador.

Un buen middle manager es una persona con liderazgo, proactiva y polivalente. Esto quiere decir que ha de ser capaz de adaptarse a todo tipo de situaciones, de innovar y de aportar soluciones incluso más allá de su área de especialización.

Su importancia es tal que se encarga de que la empresa marche tal como esperamos. Hace para ello todo lo que tendríamos que hacer nosotros si él no estuviera.

 Cómo elegir un middle manager

Dadas la importancia y las responsabilidades de este profesional, los directivos siempre estamos a la búsqueda de middle managers eficientes y, sobre todo, de confianza. Veamos las cualidades clave que debemos buscar a la hora de contratar a estos directivos medios.

Tenemos que identificar a una persona con capacidad crítica, ya que del profesional esperamos iniciativas y propuestas. Es importante que sea alguien inteligente y analítico, así como positivo y con iniciativa.

A la hora de buscar gerentes medios, no siempre tenemos por qué mirar fuera de la empresa. Hemos de poner la vista en nuestros propios empleados e identificar a los que tienen más influencia. Por ejemplo, aquellos a quienes los demás preguntan todas las dudas y que siempre están dispuestos a ayudar con ideas ingeniosas. Aquellos más resolutivos pueden ser merecedores de un ascenso a este puesto.

Es sumamente importante que el middle manager sea alguien orientado a las personas. Un empleado que prefiera trabajar solo o al que no le guste el trato con la gente puede venir bien para otras labores, pero no para este puesto. La razón es que el profesional que buscamos para este rol ha de ser alguien capaz de dirigir equipos y de motivar, con una gran inteligencia emocional y muy sociable y abierto.

Debe ser alguien influyente, con habilidades sociales y capacidad de convicción: una persona orientada al logro. Debemos ver que tiene un interés por la empresa y por aportar ideas que ayuden a mejorarla.

Otras habilidades que debemos buscar en él son las capacidades organizativas y el sentido de la responsabilidad. En esencia, el directivo medio que queremos encontrar debe ser un buen gestor del trabajo y un gran líder de equipos.

Funciones y competencias

Ahora que sabemos quién es el directivo medio y su perfil profesional típico, haremos un recordatorio de sus funciones y competencias en la siguiente lista:

– Los middle managers siguen las directrices de los altos ejecutivos o top managers, y hacen que se cumplan los planes y objetivos que estos establecen. Además, les informan y comunican las necesidades de los empleados.

– Se encargan del buen funcionamiento interno de la organización, a menudo aportando información valiosa y sugerencias.

– Tienen flexibilidad para adaptar y cambiar partes del plan inicial del ejecutivo. Velan por mantener un entorno de trabajo eficaz, administrando las tareas diarias y monitoreando el desempeño.

Supervisan a los jefes de planta y dirigen e inspiran a sus subordinados. Forman, lideran y motivan a equipos de empleados.

– También cumplen funciones estratégicas. Los directivos medios son los encargados de analizar el rendimiento de los equipos de trabajo a su cargo y la eficacia financiera de la empresa. Establecen diversas estrategias para mejorar el desempeño en la organización.

– Participan en las reuniones y juntas directivas con los demás altos cargos, informando de la situación de la empresa.

En conclusión, para que cumplan con éxito todas sus funciones, nuestros middle managers han de demostrar competencias como el liderazgo y la capacidad de tomar decisiones rápidamente para resolver problemas. A menudo estos profesionales trabajan bajo presión, por lo que deben poseer un gran optimismo y autocontrol, así como ser observadores y estrategas. También la creatividad y la visión serán dos de sus cualidades más importantes.